lunes, 23 de febrero de 2009

¿Necesitamos un nuevo Internet?

Do We Need a New Internet? es el título de un interesante artículo del New York Times que reflexiona sobre la seguridad de la red y la necesidad de cambiar sus bases para incrementarla. Lo hace a propósito de la creación de un nuevo sistema de conexiones que estará disponible a finales de verano, según cuenta John Markoff en el artículo:
"At Stanford, where the software protocols for original Internet were designed, researchers are creating a system to make it possible to slide a more advanced network quietly underneath today’s Internet. By the end of the summer it will be running on eight campus networks around the country."
En Stanford, donde se diseñaron los protocolos de software de la primera Internet, los investigadores están creando un sistema para posibilitar la transición a una Red mucho más avanzada con respecto a la Internet actual. A finales de verano estará implantada en la red de ocho campus del país.
La idea del proyecto es genial: incrementar la seguridad e impedir el anonimato en la red haciendo cambios en la base del funcionamiento de Internet que conllevarán cambios en el desarrollo de aplicaciones bassadas en Internet. Esto sí sería un cambio sustancial, al que veo ciertos problemas de concepto que tiran por la borda los objetivos del poyecto -sin desmerecerlo, eso sí-:
  1. Hecha la ley hecha la trampa. Es una ley que nunca falla: cada sistema de seguridad que se inventa, en cualquier ámbito, va acompañado de la invención de una forma de saltarse ese sistema de seguridad.
  2. Como consecuencia, podremos impedir las acciones delictivas de usuarios anónimos, pero... ¿hasta qué punto podremos evitar que alguien suplante la identidad de otra persona?
  3. No sé hasta qué punto el hecho de que una persona tenga que identificarse siempre puede ir contra el derecho a la privacidad. Recordemos que en la vida real una persona puede asistir al teatro de forma anónima, sin un cartel en la frente con su nombre, DNI, IP...
En definitiva, el proyecto va a suponer mucho trabajo y seguramente muy buenos resultados, pero recordemos siempre que la panacea no existe. Parece una forma de acortar distancias entre la vida real y la vida virtual y, sin duda, eso siempre es un avance para cualquier proyecto informático.

No hay comentarios: