miércoles, 26 de noviembre de 2008

La evolución de la Web de manera sencilla

Atravesando como estamos una etapa febril de web 2.0, en la Red podemos encontrar ya bastantes textos que nos hablan de web 3.0 e incluso 4.0, y es normal, porque los supestos gurúes de la red dicen que la web 3.0 nos alcanzará en la próxima dédaca (y eso empieza dentro de poco más de un año, señores, que el tiempo pasa volando).

¿Pero qué es todo esto de la web x.0? Este gráfico que unblogmas comparte en su cuenta de flikr lo explica de maravilla:

Evolución de la web (via unblogmas)

Y este video que encuentro vía The Inquirer es mucho más intuitivo:



Pero, en resumen, la evolución de la web se resume en esencia en algo así:

  • 1.0 - El pasado (1990 - 2000). La web en la que un desarrollador podía publicar contenidos en Internet. Cuando la Red creció demasiado se hizo necesario el desarrollo de buscadores (¿lo llamamos web 1.5?) para cribar información y acceder en décimas de segundo a lo que estamos buscando. Éste sistema es defectuoso por razones que explicaré más adelante.

  • 2.0 - El presente (2001 - 2010). La web evoluciona incorporando tecnologías que mejoran la experiencia del usuario como AJAX, que sobre todo pretende abstraer al navegante de los tiempos de carga de las páginas, se tienen más en cuenta los estándares W3C y los diseños se basan CSS que, manipulados con JavaScript consiguen efectos visuales más atractivos. Se liberan infinidad de CMS's y se facilitan alojamientos gratuitos para crear blogs, portales, redes, etc. con contenidos fácilmente editables mediante un gestor (véase Wordpress, Joomla, elgg...). En definitiva: el usuario se convierte también en editor. En los procesos de búsqueda empiezan a cobrar bastante relevancia, merecida, sitios como digg.com.

  • 3.0 - El futuro inmediato (2011 - 2020). Se pretende desarrollar (por fin) la web semántica. Es decir: los buscadores utilizan mapas semánticos y redes significados para romper cierta barrera entre lo que el usuario que busca quiere decir y lo que el buscador encuentra. El problema es que en el momento en el que tecleamos unas cuantas palabras en un buscador estas dejan de ser palabras para convertirse en meras letras sin significado (y un significante sin significado es algo cojo). El problema radica en que una máquina (o cualquier artefacto no inteligente), que se comunica con un lenguaje estructurado y basado totalmente en operaciones aritmeticológicas no podrá nunca entender un lenguaje natural (esa es la gran barrera hacia la inteligencia artificial. De modo que la Web 3.0, hoy por hoy, es sencillamente una paradoja, aunque quizás pueda simularse con resultados más o menos óptimos.
    A esto habría que añadir la recopilación de datos de los usuarios (que ya se lleva a cabo mediante muchos sistemas) para cambiar los resultados de una búsqueda, seleccionar la publicidad, etc.

  • 4.0 - El futuro lejano (???? - ????). Lo que se ha reservado para la Web 4.0 es algo que veo muchísimo más cercano que la web semántica: el WebOS, es decir, el sistema operativo basado en la web, cosa que no sé muy bien cómo está planteada, pero que es, hoy día, imprescindible: se trata de que cualquier usuario o empresa acceda a sus datos y a sus aplicaciones a tavés de la web, es decir, desde cualquier lugar del mundo donde haya una conexión a Internet. Con eso solventamos un problema muy común en la PyME que ejemplifico: de tres ordenadores que tenemos en la oficina sólo uno tiene aquel viejo programa de contabilidad que no puede compartir datos con los demás ordenadores, y peor aún, no el usuario no sabe cómo hacer operaciones de mantenimiento.


Creo que de todos estos cambios lo más interesante para el navegante es el acercamiento a la web semántica. Sin duda el sistema de búsquedas que utilizamos ahora (llámese Google, llámese Yahoo) funciona mal. ¿Cómo puede un motor de búsqueda encontrar un texto literario? ¿Cómo puede relacionar expresiones y textos que en definitiva son ideas si los programas informáticos no pueden pensar? Sin duda, el protagonismo que tendrán los lingüístas en el futuro de la red será similar al de los desarrolladores.

No hay comentarios: